Jesuitas España

50 años por una educación inclusiva y en igualdad de oportunidades

El Centro de Formación Padre Piquer está situado en el barrio de la Ventilla, en la zona norte de Madrid, a los pies de los grandes rascacielos que hacen visible las diferencias entre el norte y el sur de nuestra sociedad y de nuestras ciudades. Cincuenta años después de su creación, la Misión para la cual nació sigue siendo la mirada más importante: atender a todos y cada uno de sus alumnos y alumnas independientemente de su contexto socio económico, de su procedencia, cultura, religión, color o género.

Padre Piquer es una escuela que refleja la diversidad del mundo. Aquí acuden más de mil alumnos de 37 nacionalidades y ocho religiones que cursan ESO, Bachillerato y Formación Profesional, y que demuestran cada día al mundo la riqueza de la diversidad intercultural e interreligiosa. Sus aulas cooperativas multitarea, sus aulas de acogida para alumnos que desconocen el castellano, así como sus proyectos y valores añadidos en Formación Profesional dan a sus alumnos y alumnas la posibilidad de soñar con un futuro digno independientemente de su situación social y de su contexto.

Por encima de las particularidades que le confiere su contexto, el Centro de Formación Padre Piquer comparte el objetivo de otros muchos centros educativos jesuitas: lograr que sus alumnos lleguen a ser personas bien formadas académicamente y en valores, y al servicio de los demás. Para ello ofrece una formación integral, basada en los principios de una educación inclusiva y en igualdad de oportunidades para todos sus alumnos/as, que pone el acento en la atención personal y la formación continua de su profesorado. En la actualidad es un centro moderno, con proyectos de vanguardia educativa y muy sensible a la dimensión europea de la formación. En últimos años Padre Piquer ha sido reconocido por una gran cantidad de instituciones como uno de los centros más relevantes de España y del mundo por sus proyectos de innovación y de inclusión educativa.

El centro debe su nombre al sacerdote secular D. Francisco Piquer y Rudilla, fundador de Monte de Piedad de Madrid (ahora Fundación MonteMadrid). Su afán en los comienzos del siglo XVIII por ayudar a tantas personas a que mejorasen su situación vive hoy una hermosa actualización en Madrid, cuando cada mañana se abren las puertas de Padre Piquer.

Ángel Serrano

Director de Padre Piquer

0
0
0
s2sdefault