Jesuitas España

La vocación de ser santo

Días después de la festividad de Todos los Santos celebramos la Fiesta de Todos los Santos y Beatos de la Compañía de Jesús (5 de noviembre) y la jornada de oración por las vocaciones jesuitas. Y están unidas ambas celebraciones porque la santidad y la vocación son inseparables: todos estamos llamados a cumplir con nuestra propia vocación, la de ser santo, de la manera en que Dios nos lo pida a cada uno.

En nuestra historia personal hay nombres relevantes que nos han marcado. Los santos y beatos jesuitas también han dejado una honda huella en muchas personas: son una gran familia que nos inspira y acompaña. Mártires, doctores, confesores, científicos, descubridores, defensores de los indígenas, enfermeros, porteros…

Pero no sólo es la fiesta de los jesuitas canonizados o beatificados, sino de todos los que, con sus vidas, hicieron real lo que tan bien definió la CG32: fueron pecadores, pero llamados, y en esa llamada sus vidas apuntaron hacia Dios.

Por eso estos días damos gracias por los jesuitas que has conocido y ya fallecieron, los que te ayudaron a descubrir tu vocación, los que fueron tus maestros, los que te bautizaron o casaron, los que perdonaron tus pecados, los que te dieron ejercicios, los que han sido para ti un referente, los que te enseñaron a amar a Jesús...los que te han inspirado. Dale gracias a Dios por todos ellos y vive cuanto te enseñaron con su palabra y su vida. Y, a su vez, reza con nosotros por las vocaciones a la Compañía de Jesús.

 

0
0
0
s2sdefault